Ubicada en el monte de Umbe, en Vizcaya, somos una explotación familiar que nació en el año 2005 con el firme objetivo de cultivar un tomate de distinción.

Un tomate que sabe  a tomate. Cuidado, mimado y con una textura y sabor que lo hace excepcional. Un tomate que se recolecta en el momento de servir.

Además del tomate protagonista indiscutible de nuestra empresa, cultivamos más productos como pimiento de país, italiano, piparras y calabacines.

Cristina Acha Satrústegui

Detrás del éxito y la producción de esta plantación está Cristina Acha Satrústegui, quien da nombre a la misma.

Sin perder el concepto artesanal y bajo la premisa de ofrecer una máxima satisfacción, Cristina entrega su tiempo, conocimientos y dedicacíon exclusiva a esta empresa familiar, consiguiendo un tomate cuidado, de siempre, y por tanto, hoy en día, diferente.